preguntas frecuentes sobre ortodoncia

Preguntas frecuentes sobre ortodoncia y tratamientos dentales

En este apartado encontrarás algunas preguntas que te haces con frecuencia sobre tratamientos dentales de ortodoncia, ortodoncia con brackets, ortodoncia sin brackets, limpieza de la boca usando brackets, higiene, cuidado y mantenimiento de tus férulas de ortodoncia, qué hacer y qué no hacer cuando se lleva un aparato de ortodoncia, y sobre las que encontrarás una respuesta rápida, corta y clara.


P:  ¿Qué puedo comer usando brackets? ¿Qué alimentos es mejor evitar?

R:  Cuando un paciente comienza un tratamiento de ortodoncia debe seguir una serie de pautas, no sólo para que la alineación de los dientes sea correcta, sino para no dañar los dientes fomentando la aparición de caries, mal olor por una escasa higiene, etc.

Es posible que al principio cueste un poco, pero enseguida se vuelven rutinarios los hábitos y se incorporan al comportamiento. Dicho sea de paso, un comportamiento que beneficiará a la persona durante el resto de su vida y salud buco-dental.

Aquí os dejamos una serie de consejos útiles que os ayudarán a enfrentaros con la higiene y cuidado buco dental.

Es absolutamente necesario tener una correcta higiene dental, es decir, cepillarse los dientes siempre después de cada comida, usar los cepillos inter-proximales (los que permiten llegar allí donde el cepillo tradicional no puede) o el hilo dental encerado. Así evitaremos la formación de caries y evitaremos la inflamación de la encía o gingivitis que provocará dolor o sangrad.

En los primeros momentos suele ser aconsejable usar cera dental, con el fin de cubrir los braquets y evitar rozaduras y posibles cortes, con lo que pueden producirse molestas llagas en la boca.

Debemos proteger especialmente la parte interior de los labios, mejillas y lengua. Allí donde notemos que empieza a rozarnos deberemos aplicar un poco de cera (es muy fácil de moldear y se adapta perfectamente a los brackets, rellenando los huecos que dejan.

Como norma general debemos decir que tendremos que evitar alimentos excesivamente duros (pueden provocar que algunos braquets se despeguen), pegajosos (molestan y nos dan sensación de que no va a quitarse la comida, molestando y ocasionando mal aliento). También sería aconsejable evitar alimentos fibrosos que nos dejen esa especie de hilillos entre los braquets y que tanto molestan como la Piña (los que han llevado braquets saben de qué estamos hablando… verdad???).

Como norma general es bueno evitar, mientras se sigue el proceso de ortodoncia, morderse las uñas, masticar hielo o polos (es muy muy duro) y beber en exceso refrescos con azucar (mosto, cocacola, etc, zumos industriales sobreazucarados).

FRUTAS: Las frutas duras, como la manzana o algunas peras, deberemos cortarla en trozos pequeños (mejor sin piel), y masticarlos con los molares (muelas posteriores). Las frutas blandas como fresas, moras o arándanos las masticaremos igual y con cuidado (sin confiarnos). Las frutas con semillas es mejor si las evitamos, porque serán muy molestas cuando se quedan alojadas entre los brackets (y afean.. por ejemplo los kiwis. las semillas son negras y se ven mucho).

VERDURAS: Si son en crudo deberemos tratar de evitarlas (zanahoria por ejemplo) o cortarlas en trozos muy muy pequeños.

LEGUMBRES: No entrañan excesivo riesgo, ya que comunmente se consumen hervidas. La corteza de pan es dura, con lo que deberemos tener cuidado al morder, y los cereales sin moler pueden resultar duros también.

LÁCTEOS: Los huesos y los dientes, para crecer sanos,  precisan que consumamos calcio; los productos lácteos nos aportan calcio, vitamina D, potasio, proteínas. Estos alimentos son un excelentes para los pacientes que llevan aparatos dee ortodoncia, ya que estos productos son suaves y requieren muy poca masticación.Dentro de esta familia, se deberán evitar los quesos excesivamente curados (demasiado duros) y los de pasta (se quedan pegados a los aparatos dentales).

CARNE: La carne aporta proteínas y hierro. La propia característica de las fibras hace que se queden enganchadas facilmente entre los dientes o entre los brackets. Deberemos elegir, si es posible, carnes con fibras blandas fáciles de limpiar como el pollo, carnes tiernas magras (solomillo…) El pescado resulta una opción ideal ya que sus fibras son cortas, sueltas, y fáciles de limpiar.

FRUTOS SECOS: La mayoría son duros y pequeños. Se desaconseja su consumo durante el tratamiento de ortodoncia ya que pueden romper los componentes de la aparatología.

DULCES: Su consumo está totalmente desaconsejado en caso de llevar braquets ya que puede favorecer a la formación de la caries dental.

P:  ¿Qué hacer si se rompe o se despega un braquet / bracket?

R: La descementación, o despegue del braquet del diente,  es una de las urgencias más comunes que nos podemos encontrar durante el tratamiento ortodóncico.

Cada vez hay menos problemas con los tratamientos de ortodoncia fija, sobre todo por la tecnología en los cementos y composites de excelente agarre a la superficie del diente, no obstante de vez en cuando se pueden producir pequeños trastornos que se arreglan en una visita rápida al ortodoncista y de muy fácil solución.

Deberemos conservar el bracket despegado, si se puede o lo encontramos, envolviéndolo en un papel para no perderlo. Lo traeremos al centro de ortodoncia, reservando una cita express, para volver a colocarlo de forma inmediata.

Con una rápida visita solucionamos un problema que puede agravarse si no le prestamos la atención o cuidados que merece.

P:  ¿Puedo practicar deporte mientras sigo un tratamiento de ortodoncia con braquets?

R:  La respuesta es rotunda y directa. SI!!!!!!!

El deporte es algo a lo que no tenemos ni debemos renunciar por el hecho de llevar apartaro de ortodoncia. El secreto es proporcionar medidas de seguridad para que su práctica no comporte riesgos añadidos.

Se debe tener en cuenta una serie de circunstancias generales, y otras particulares.

Como norma general adoptaremos medidas de protección dental en la práctica de cualquier deporte que requiera ejercicio físico o mínimo contacto (baloncesto, futbol, hockey hierba, hockey hielo, balonmano, etc). Mientras iniciamos o seguimos un tratamiento de ortodoncia están totalmente desaconsejados los deportes de contacto extremo como el BOXEO, FULL CONTACT, ARTES MARCIALES COMBINADAS, etc.

Estos deportes suponen un serio peligro para la integridad física de la boca mientras se portan braquets, así como para las mucosas bucales, labios, mejillas, etc.

Los protectores bucales que utilizaremos mientras seguimos un tratamiento no podrán ser en ningún caso a medida, ya que la disposición de los dientes se mueve por el propio proceso.

Usaremos un tipo de protección bucal del tipo que se calientan, volviéndolos blandos, y se colocan en la boca, mordiendo. Al enfriarse adoptan la forma del molde negativo de los dientes, y protegen de forma eficaz los dientes y la apartología.

Si necesitas más información a este respecto, puedes consultarnos libremente, te aconsejaremos, en función del deporte específico, sobre el tipo, marca o forma de ajustar el protector a tus circunstancias particulares.

Tenemos la experiencia de muchos pacientes en tu misma situación.

P:  ¿Es dolorosa la colocación de brackets en los tratamientos de ortodoncia?

R:   La colocación de los braquets no duele, ya que no se talla el diente, únicamente se aplica un adhesivo potente.

Una vez colocado el arco, y aplicándole la tensión precisa, se nota una ligera presión que se pasa a los 2 días. Esta molestia es muy llevadera y es más el temor previo que infunde que el transtorno real.

Tras cada revisión se repite el proceso, ya que si aplicamos nueva tensión produciremos una ligera presión entre dientes. Como ya conocemos la sensación, y no le tenemos miedo, iremos al ortodoncista confiados.

Casi todos los pacientes a los que se les pregunta si el dolor es fuerte responden lo mismo; NO. no duelen los brackets.

P:  ¿Cómo debo limpiar mis dientes y cepillarme con tratamiento de ortodoncia con braquets?

R: Consigue un cepillo de dientes especial para brackets. Dado que los brackets requieren la colocación de aparatos en los dientes, debes usar un cepillo dental (o cepillos dentales) adecuado. Compra un cepillo regular y considera la idea de también comprarte un cepillo dental interproximal para cepillarte entre los brackets.[1]

  • Consigue un cepillo regular con cerdas suaves.[2]
  • Asegúrate de que el tamaño y la forma del cepillo se adapten bien a tu boca, lo cual puede ayudarte a alcanzar todas sus áreas.[3]
  • Si quieres, compra un cepillo dental interproximal. Esto te puede ayudar a limpiar entre los brackets de una manera más eficaz.[4]
  • Cambia los cepillos con cerdas deshilachadas cada 3 o 4 meses.[5]

Prepara tu cepillo. Pon el cepillo de dientes bajo el agua y ponle un poco de pasta de dientes encima.[6] Esto puede garantizar la limpieza más eficaz de tus dientes, brackets y cavidad oral.

  • Usa pasta de dientes con fluoruro. Así puedes fortalecer tus dientes y eliminar la placa, la cual puede acumularse alrededor de los brackets debido a un cepillado incorrecto.[7]
  • Los brackets pueden dejar tus dientes sensibles, de modo que sería mejor que utilices una pasta dental con fluoruro para minimizar la sensibilidad.[8]

Cepíllate en cuatro secciones. Para cepillarte, divide tu boca en cuatro secciones: superior, izquierda, derecha e inferior. Delimitar secciones específicas puede asegurarte de que todas las superficies queden bien limpias.

  • Cepíllate la sección que desees o la que se te hace más cómoda.
  • Asegúrate de cepillarte la lengua y también el paladar.
  • Mantén el cepillo de dientes en un ángulo de 45 grados y presiona suavemente.[9]Asegúrate de que el cepillo entre en contacto con la superficie de los dientes y las encías.[10]
  • Cepilla la cara externa e interna de los dientes con movimientos cortos y repite el proceso en cada sección de tu boca.[11]
  • Cepilla la cara interna de los dientes frontales inclinando el cepillo en sentido vertical y haciendo varios movimientos hacia arriba y hacia abajo.[12]
  • Presta atención a las superficies alrededor y en el medio de los brackets, que es donde se acumula la placa.[13]
  • Cepilla las superficies de masticación, la lengua y el paladar blando, y frota con un movimiento suave hacia adelante y hacia atrás.[14]
  • El uso de brackets implica que las encías siempre estarán ligeramente inflamadas, así que no te alarmes por posibles pequeños sangrados. Es normal.

Utiliza tu cepillo dental interproximal. Cuando hayas terminado de usar tu cepillo regular, considera la posibilidad de usar un cepillo interproximal. Este puede ayudarte a limpiar de forma eficaz entre los brackets si te preocupa que tu cepillo normal no basta.[15]

  • Cepíllate los dientes de dos en dos.[16]
  • Inserta el cepillo desde la parte superior del alambre entre dos brackets y repite desde la parte de abajo.[17]

Usa hilo dental. Cada vez que te cepilles los dientes, tómate un tiempo para usar hilo dental. Debido a que los residuos pueden quedar atrapados en los dientes con brackets y la placa se puede acumular, el hilo dental te puede ayudar a eliminar residuos persistentes.[18]

  • Saca unos 45 cm (18 pulgadas) de hilo dental del empaque. Envuélvelo alrededor de los dedos del medio.[19]Agarra el resto del hilo entre el pulgar y el índice.[20]
  • Pasa el hilo dental con delicadeza entre la parte superior de tu diente cerca de la encía y el arco del alambre principal de los brackets.[21]
  • Utiliza un movimiento de sierra muy suave al lado de cada diente.[22]
  • Consulta con tu ortodoncista si debes usar un tipo específico de hilo dental.
  • El hilo que sirve para limpiar puentes dentales puede ser una buena opción, porque tiene una punta que pasa suavemente entre los dientes y las encías.
  • Prueba usar un irrigador bucal para limpiarte entre los dientes con chorros de agua si no te gusta el hilo dental regular o tu médico lo recomienda.

Usa un enjuague bucal antiséptico. Usa enjuague bucal después de cepillarte y usar hilo dental. Los estudios han demostrado que usar un enjuague bucal puede reducir la placa, que puede ser un problema para las personas con brackets. También puede ayudarte a limpiar partículas de alimentos o bacterias persistentes.[23]

  • Haz gárgaras con el enjuague bucal.
  • Compra un enjuague bucal con clorhexidina, que muchos profesionales del cuidado bucal recomiendan. Los enjuagues bucales que contienen alcohol pueden secar la boca y provocar mal aliento.[24]
P:  ¿Después de la ortodoncia se mueven los dientes?

R: Los dientes son estructuras que se unen al hueso por lo que conocemos como ligamento periodontal. Éste ligamento es un tejido elástico que sostiene el diente de forma que pueda absorver los impactos y presiones sin fracturarlo ni dañar el hueso.

Los dientes se mueven. Pero no únicamente tras un proceso de ortodoncia. Se mueven durante toda la vida. Si extraemos una pieza dentaria, el diente que le sigue se moverá intentando ocupar parte del espacio liberado por la pieza que ya no está.

Entendido esto, debemos decir que los dientes pueden volver a recuperar parte de la forma anterior. Para ello colcamos lo que denominamos RETENEDORES DE ORTODONCIA. Básicamente son unos arcos muy muy finos que tienen como misión mantener la nueva forma y ubicación dental adquirida tra el tratamiento. Los dientes tienden a volver a la antigua posición que ocupaban si no se usan retenedores de ortodoncia. Una vez los dientes están en una nueva ubicación, el proceso no termina de forma inmediata sino que necesita tiempo para asentar el estado dinámico y convertirlo en permanente. Los dientes se mantendrán estables en su nueva posición por dos hechos:

  • La primera manera de conseguir que se mantengan firmes es retenerlos o estabilizarlos en su nueva posición el tiempo preciso para que el hueso y el ligamento periodontal se remodelen y consoliden (este es un proceso que puede durar varios meses). Los dientes tienden a volver a su antigua posición con gran celeridad si no se usan retenedores de ortodoncia.
  • El segundo motivo por el cual los dientes permanecen en el sitio y no se mueven es que por lo normal se encuentran en una posición de equilibrio dónde los labios y las mejillas, desde el exterior, y la lengua, desde el interior, hacen que los dientes se mantengan en su sitio. Con frecuencia, la posición más estética de los dientes no es la posición más natural para la forma de boca del paciente, con lo que se necesita utilizar los retenedores de manera indefinida.

Envíanos tu consulta

15 + 15 =